Origen del catalán.
El catalán es una lengua romance occidental que procede del latín vulgar. Se habla en diferentes regiones. Clasificados por países, se habla en:
- España: Cataluña, franja oriental de la Comunidad Valenciana, islas Baleares, franja oriental de Aragón, y en "El Carche", en la Región de Murcia.
- Francia: en los Pirineos Orientales(Rosellón).
- Andorra.
- Italia, en concreto en la ciudad de Alguer.
Actualmente cuenta con una cifra de hablantes de unos once millones y medio de personas, siendo el segundo idioma más hablado en España por delante del Gallego, Euskera, Canario... Incluso cuenta con un dialecto, el valenciano.
Aquí tenemos una imagen de la extensión del catalán en España:
catalan.png
Situación socio-lingüística del catalán.La característica socio-lingüística más destacada del catalán es que en todos los territorios en los que se habla se encuentra en situación de bilingüismo social: con el francés en el Rosellón, con el italiano (más que con el sardo) en Alguer, y con el castellano en el resto de su ámbito lingüístico, incluyendo Andorra donde es la única lengua oficial según la Constitución andorrana pero donde también se habla el español y el francés.
Cataluña.Según el Instituto de Estadística de la Generalitat, el idioma catalán es el segundo más usado habitualmente en Cataluña tras el idioma español ,que supera al catalán no sólo como lengua habitual, sino también como lengua materna.
Según los datos del Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat) para el año 2008 , el catalán es la lengua habitual del 47,6% de la población de Cataluña (un 35,6% en exclusiva y un 12% bilingüe con el castellano). En términos absolutos, 2 933 300 personas tienen al catalán como idioma habitual (2 196 600 en exclusiva y 736 700 bilingüe con el castellano), frente a 3 566 700 (57,90%) que tienen al castellano. Respecto a la encuesta anterior de Idescat se observa un aumento en cifras absolutas del uso habitual del catalán (2 933 300 frente a 2 850 000 de 2003) pero un retroceso en valores relativos (47,6% frente a 50,7%). Se observa también un crecimiento, tanto en valores absolutos como relativos, de los habitantes de Cataluña que usan habitualmente tanto el castellano como el catalán (en valores absolutos se produce casi una triplicación, pasando de 265 400 a 736 700; en valores relativos, el crecimiento es del 4,7% al 12%), lo que se traduce en la disminución de las personas que utilizan habitualmente sólo el catalán.
Aquí tenemos una tabla comparativa que nos indica el porcentaje de hablantes de catalán que había en el 2003 y en el 2008:

El catalán en Cataluña

Año 2003
Año 2008
Hablantes
Porcentaje
Hablantes
Porcentaje
Lengua habitual
2 850 300
50,7%
2 933 300
47,6%
Lengua materna
2 177 800
38,7%
2 186 000
34,6%
Lengua de identificación
2 770 500
49,3%
2 838 100
46%
Podemos observar como ese porcentaje de hablantes ha disminuido en el año 2008.
Pero además, son capaces de hablarlo unos 7,7 millones y es comprendido por cerca de 10,5 millones de personas.
Desarrollo histórico.Como en todas las lenguas romances, el cambio del latín vulgar al catalán fue gradual y no es posible determinar en qué momento se inicia su historia. Según Coromines (filólogo y etimólogo español, autor del Diccionario crítico etimológico castellano e hispano) los cambios más radicales debieron producirse en los siglos VII y VIII, pero es difícil saberlo con precisión porque los textos se escribían exclusivamente en un latín artificioso, ajeno a la lengua de uso.Ya en el Siglo IX y sobre todo en los siglos X y XI, aparecen palabras e incluso frases enteras intercaladas en algo que ya se puede denominar catalán, y documentos breves como el juramento feudal de 1028 o los Greuges de Caboet de 1080-1090, totalmente en catalán.Desde 1150 hay ya numerosos documentos escritos y hacia finales del siglo XII aparece el primer texto conocido de carácter literario, las Homilías de Organyá, una colección de sermones.El uso de la imprenta para obras en catalán fue bastante precoz, de hecho, el primer libro impreso en catalán apareció en 1474 mientras que el primer libro impreso en castellano no apareció hasta 1483.


Características del catalán:- Las vocales de sílaba débilmente acentuada, sean postónicas o protónicas, tienden a perderse; también las finales son poco firmes.
- Una de las principales diferencias con respecto a las variedades iberorrománicas son las elisiones fonéticas, que se dan en el caso de los apóstrofes (el + hort > l’hort).

Vocalismo.

1.- Características comunes con el grupo llamado galorrománico:
- Caída de las vocales átonas finales excepto -A (MURU, FLORE > mur, flor) que la oponen al grupo iberorrománico que conserva la primera vocal (muro pero flor/chor) o italorrománico que lo conserva todo (muro, fiore).
2.- Características comunes con el occitano:
.- El catalán presenta una riqueza de diptongos: ([aj] mai -nunca-, [ej] rei -eh interjección-, [aw] cau -cae-, [ew] beu -bebe-, [ow] pou -pozo-...).
3.- Características que lo oponen al galorrománico:
- Conservación de la -u- latina (catalán lluna ['ʎuna], occitano luna ['lyno], francés lune ['lyn].
4.- Características que lo oponen al occitano (de manera genérica):
- Reducción del diptongo AU a O abierta [ɔ] (CAULIS, PAUCU > col -col-, poc -poco-).
5.- Características del sur de Romania occidental:
- El grupo -ACT- se convierte en -ET (LACTE, FACTU > llet -leche-, fet -hecho-).
Consonantismo.

- Característica de la Romania occidental:
- Sonorización de -P-, -T-, -C- intervocálicas en -b-, -d-, -g- (CAPRA, CATENA, SECURU> cabra, cadena, segur).
- Características comunes con el conjunto llamado galorrománico:
- Mantenimiento de los grupos iniciales PL, CL, FL- (PLICARE, CLAVE, FLORE> plegar, clau, flor). Esta característica opone el catalán a las lenguas iberorrománicas (en castellano llegar, en portugués chegar).
- Como en el francés y en el occitano, se produce una sonorización de fonemas sordos finales cuando el primer fonema de la siguiente palabra es una vocal o es una consonante sonora.
- U y -O se pierden siempre.
- A en parte del dominio se conserva y en parte se reduce a -E.
- En el consonantismo es característica la palatalización de l- inicial (llop 'lobo', lletra 'letra', etc.)

- F- inicial se conserva y no pasa a h- como en español;
- C ante vocales palatales se pronuncia s aunque se escribe con c (sinquanta cinquanta 'cincuenta', sercol < circulu(m) cèrcol).
- G, J en las mismas condiciones pasan a i (escrita j), como jau < jacet;
- N final tiende a perderse (lli < linu(m), ple < plenu(m), lleó < leone(m), etc.)
- Los grupos CL, FL, PL se conservan (clau < clave(m), plora(r) < plorare, etc.);
- MB se reduce a m (llom < lumbu(m), cama < camba, etc.).
- Tendencia a usar el artículo con nombres propios, rasgo tomado como vulgarismo en el resto de modalidades castellanas: el Jordi, la Elena.

- La morfología presenta rasgos característicos como el artículo determinado es, sa, sos, ses (< ipsu, -a) en la lengua antigua y hasta la fecha en algunos dialectos.

Ahora mostramos un vídeo como ejemplo, en el que podamos localizar algunas de las características fonéticas del catalán:





Rasgos de la canción "Sense tu".
- ("Estic sol i no hi ha ningu"- "estoy solo y no hay nadie"). Caída de las vocales átonas finales.

- ("Els seus ulls són brillans"- "sus ojos son brillantes"), ("marxa llundy del meu abast"- "se fue lejos de mi alcance") El catalán presenta una riqueza de diptongos
.
- ("Marxa llundy del meu abast"- "se fue lejos de mi alcance"). Palatalización de l- inicial.

- ("Ja no hi est l’he perduda"- "ya no está le he perdido"). Elisión fonética.


Estándares del catalán.

Existen dos estándares del catalán:
- El regulado por el Institut d'Estudis Catalans, el estándar general, teniendo como fundamento la ortografía establecida por Pompeu Fabra con las características del catalán central más aproximado al de Barcelona, no influenciado por el castellano.
- El regulado por la Acadèmia Valenciana de la Llengua. Éste es un estándar de ámbito restringido, centrado en la estandarización del valenciano tomando como base las Normas de Castellón. Esto es, la ortografía de Pompeu Fabra pero más adaptada a la pronunciación del catalán occidental y a las características de los dialectos valencianos.

La diferencia más notable de ambos estándares es la acentuación de muchas "e" tónicas, por ejemplo: francès o anglès (IEC) - francés o anglés (AVL), cafè (IEC) - café (AVL), conèixer (IEC) - conéixer, comprèn (IEC) - comprén (AVL) (inglés, francés, café, conocer, comprende). Eso es debido a la diferente pronunciación de algunas "e" tónicas, especialmente las Ē ("e" largas) y las Ǐ ("i" breves) tónicas del latín.