EL CANARIO

Datos Históricos:


El origen del dialecto canario proviene de la modificación del idioma castellano que se impone en el archipiélago canario con su conquista por parte de la Corona de Castilla durante el Siglo XV. Uno de sus rasgos más característicos es la mezcla de términos procedentes de diferentes idiomas como el portugués y dialectos como el andaluz debido a la procedencia de los colonos y conquistadores.


Con anterioridad a la conquista, las islas canarias estuvieron pobladas por los llamados pueblos aborígenes canarios más conocidos como guanches, que hablaban diversas variedades bereberes. Como efecto de la llegada de los conquistadores, estas islas sufren un proceso de aculturación que elimina casi por completo las lenguas indígenas e impone el castellano a la población insular. Dentro del dialecto canario actual podemos encontrar algunas palabras procedentes de estas antiguas lenguas referentes a la agricultura, la flora y fauna y, en especial medida, en la toponimia insular dónde destacan numerosos nombres propios de marcado origen guanche.


El proceso de colonización da comienzo en el año 1402 en Lanzarote y termina en 1496 con la conquista de Tenerife ya con los Reyes Católicos. En un primer momento, la conquista se realizo por normandos a las órdenes del capitán Juan de Bethencourt que fue enviado por el rey Enrique III de Castilla. De esta primera expedición surgen algunas palabras de origen francés que aún en nuestros días son utilizadas por los habitantes canarios. Posteriormente, los colonos viajan directamente desde la península ibérica, sobre todo, desde puertos andaluces y desde Portugal. Estas importantes expediciones influyen de manera significativa en el dialecto canario.


Respecto a los primeros documentos escritos en dialecto canario, destacan las obras de los cronistas que acompañaron a los colonos. La más antigua de ellas, Le Canarien, fue escrita por Juan Le Verrier y Pedro Boutier, que acompañaron a Juan de Bethencourt. Este texto se considera el primer documento en prosa canaria.



Posteriormente, Leonardo Torriani con Descripción e historia del Reino de las Islas Canarias; Fray Alonso de Espinosa con Historia de Nuestra Señora de Candelaria y Fray Abreu Galindo con Historia de la conquista de las siete islas de Canaria ofrecen las aportaciones más importantes durante el siglo XVI en las que se narran los principales hechos de la historia canaria durante esta época.





Localización del dialecto:


-Nombre de la lengua: canario
-Zona de extensión: la variedad de este dialecto español es hablado en las islas canarias y por algunas partes de Ceuta y Melilla como indica en el
mapa:




Mapa_territorios_España_Canarias.svg trabajo.png

Es utilizada por los aproximadamente dos millones de hablantes del español que habitan dicho archipiélago Atlántico. Se trata de una variedad dialectal encuadrada dentro de lo que se ha llamado "modalidad atlántica", similar a las de la América hispanohablante, y también a las del sur de la Península Ibérica, especialmente Andalucía occidental.


Rasgos fonéticos del canario:




-Seseo generalizado: Consiste en pronunciar za-ce-ci-zo-zu de manera idéntica a sa-se-si-so-su. Por ejemplo: el nombre propio Cecilia sonaría idéntico a Sesilia. Este seseo es el resultado de cambios fonéticos en las sibilantes del español medio entre los siglos XVI y XVII.
-Aspiración de la “s” al final de la sílaba: Consiste en que la "s" se pronuncia como "h" aspirada al final de cada palabra o ante consonante: "Lah mohcah" en vez de "las moscas". Este rasgo fónico es común a la práctica totalidad de los hablantes del dialecto canario, a excepción de la isla de El Hierro, donde se conserva más habitualmente la pronunciación de la "s" al final de sílaba. También es común la aspiración de la "r" ante consonante nasal o líquida, así carne pasa a ser "ca'ne".
-Uso preferente del pretérito indefinido, usado en lugar del pretérito perfecto compuesto:
Hoy visité a Juan (peninsular: Hoy he visitado a Juan)
Puse la lavadora a funcionar (peninsular: He puesto la lavadora a funcionar)
Otras formas verbales, como el pretérito anterior y sobre todo la voz pasiva, son prácticamente inexistentes en el habla común.
-Generalización del diminutivo –ito: Existe en Canarias un uso más amplio del diminutivo que en otras zonas de habla hispana. Además, este suele ser acortado, de tal manera que se habla de "cochito" en vez de "cochecito", o de "florita" en vez de "florecita”.
-Pronunciación sonorizada y adherente de la “ch”: La pronunciación de la "ch" es distinta a la que se da en el resto de España, puesto que para algunos hablantes puede llegar a ser sonora. Algunos autores han señalado que la "ch" de algunos hablantes de Canarias se aproxima a una oclusiva palatal sorda.
-Pronunciación de la “h” inicial: El habla canaria conserva en unas pocas palabras la aspiración de la <f-> inicial latina, que se mantiene en español medieval y aún en muchas variedades modernas de la península.


Vídeo que refleje esta variedad:






- Seseo generalizado: " Empieso"

- Aspiración de la "s" al final de la sílaba: "Eh un poco difísil"

-Generalización del diminutivo -ito: "Viejita abuela"

-Pronunciación sonorizada y adherente de la "ch": "Pachorra"

-Pronunciación de la "h"inicial: "Espero que les haya gustado mucho"